Mujer sabia, excelencia de Dios Agrandar

Mujer sabia, excelencia de Dios

Nuevo

Lo que somos, creemos y pensamos de nosotros mismos, es el resultado de todos los registros de la primera etapa de nuestras vidas aproximadamente hasta los siete años. Por ello es necesario volver a la infancia para sanar las heridas y los traumas del pasado. Mientras ejecutamos este proceso podemos observar cómo se desvanecen las sombras que oscurecen nuestro presente.

Más details

Warning: Last items in stock!

12,00 €

Detalles del producto

Autor/a Julia Baldeón Soto
Páginas 216
ISBN 978-84-15160-63-2
Encuadernación Rústica

Más información

Si estás sufriendo de las enfermedades del alma llamadas: resentimiento, rencor, soledad, y te carcome las células buenas de tu cuerpo, entonces dirige tu mirada a Jesús para que te otorgue la Gracia del perdón, y así puedas perdonar a todos tus adversarios. Es una medicina rápida y segura que puede traer sanidad a tu alma.
El primer paso para la verdadera sanidad del alma es: Perdonar a los que te han herido, a los que te humillaron. El perdón es la puerta de acceso al Amor de Dios.
En todo proceso de sanidad es importante ir en busca de la niña interior para sanar las heridas del corazón. También recordarles, como lo menciono en los capítulos siguientes, que las cicatrices del alma fueron dañadas y registradas en eventos sucedidos en los primeros años de la vida del niño.
Y con el paso del tiempo a estos acontecimientos fueron añadidas otras heridas que recibimos en el camino hacia la vida adulta.
Lo que somos, creemos y pensamos de nosotros mismos, es el resultado de todos los registros de la primera etapa de nuestras vidas aproximadamente hasta los siete años. Por ello es necesario volver a la infancia para sanar las heridas y los traumas del pasado. Mientras ejecutamos este proceso podemos observar cómo se desvanecen las sombras que oscurecen nuestro presente.

Reseñas

No customer comments for the moment.

Escribe tu opinión

Mujer sabia, excelencia de Dios

Mujer sabia, excelencia de Dios

Lo que somos, creemos y pensamos de nosotros mismos, es el resultado de todos los registros de la primera etapa de nuestras vidas aproximadamente hasta los siete años. Por ello es necesario volver a la infancia para sanar las heridas y los traumas del pasado. Mientras ejecutamos este proceso podemos observar cómo se desvanecen las sombras que oscurecen nuestro presente.

Escribe tu opinión

19 otros productos de la misma categoría: